10 ago. 2015

¡Extra!: ¿consejo a primera vista?

“Esos novedosos consejos y tips de lo que uno debe de hacer”.

Música para acompañar: It´s my life - Talk Talk

Recordando los viejos días de estudio, evoqué todo aquello que ocurría en las clásicas conversaciones de chicas comúnmente de pareja, familia, amistades, virginidad, novio, etc….

Todo empezaba con un: “amiga tengo un problema, necesito que me aconsejes” (y de manera distinta para los chicos) ¿lo recuerdas?, la conversación se situaba en la persona afligida y la consejera (la doctora corazón). Actualmente, las cosas  han ido cambiando o hasta ser más complejas, la diferencia: el lugar, la situación y la edad (aunque créame, yo lo veo igual).

Siempre va a ver quien busque “consuelo”, pero sobre todo: “consejo”. Y eso me remonta a una situación que tuve y como era de esperarse, su servidora busco una “opinión diferente”. Porque en mi profesión, siempre mantenemos la escucha activa para el otro, pero en ocasiones (rara vez) queremos ser escuchados. Obviamente no vengo a platicarte mi caso, ni escribir “el diario de Daniela” –novela Mexicana infantil–.

Sino comentarte que recibí a cambio y es lo siguiente: 
« Cuando más confundidos hablamos, es cuando mejor entendemos, porque el plano del lenguaje, no sólo se entiende con palabras…porque tú hablas y pasan demasiadas cogniciones en tu cabeza » — Jimena García
Estas palabras, son de una colega y amiga, que espero en este momento me esté leyendo. Dicho ejemplo, deviene por todo aquello que pasamos, por conseguir una respuesta a nuestros problemas. Y ojo, que el punto es el siguiente (¡extra!: análisis que corre por su cuenta, señoritas y señoritos):

Fotografía de Deathtostock
Las páginas web, se han vuelto un medio social (tan… comunicativo) contundente e imperante. La mayoría abarca problemas, no solo colectivos sino particulares. Éstos, atraen un sinnúmero de seguidores relacionados con los temas publicados, pero en especial “los más vendidos”. En efecto, la idea es vender material sublimado en psicoanálisis, es transformar los impulsos instintivos en actos más aceptados desde el punto de vista moral o social– a través de sus “trágicas palabras” (personas, que muy probablemente también sufren y prolongan su agonía).

Una cosa es hacer una crítica constructiva del tema a tratar y ofrecerte un panorama diferente (que es lo que nuestro equipo pretende). Y la otra, es que esta famosa venta, la podemos denominar como “el mercadito de palabras” –conjunto de tantas palabras en diferentes contextos, con títulos peroratas (largos y aburridos) y pretenciosos– que solo simplifican una manera “absurda” de resolver los problemas. Estos a su vez, prefieren llamarse a sí mismos: consejos.

Fotografía de Markus  Spiske
Cuando busques solucionar tus problemas y leas este tipo de artículos, consejos, oraciones del día, frases despechadas (muy comunes aquí en México), etc… toma en cuenta que a veces se busca que otros plasmen lo que queremos oír (o en este caso leer). Los famosos consejos los vas a encontrar de todo tipo de tamaños, de los más dolorosos hasta los más aberrantes, cayendo de forma violenta a la construcción propia del yo –es decir, de uno mismo–.

Si realmente te encuentras en apuros ante dicho problema o dilema, buscar salidas sencillas, que eso es lo que le resta importancia al uso cotidiano de tus palabras en compañía de tus acciones, en la clásica metamorfosis –alteración o transformación– de entender: “por qué me paso y cómo duele”. Considera que seguir los pasos de “deseos reprimidos” (por otros claramente) puede llevarte a cometer actos, de los que después te veas arrepentido.

Para finalizar, si en verdad buscas “un consejo de amigo”, tómalo más bien como “un punto de vista”. Se dice que: “toma consejo de uno que sea superior a ti y otro que se inferior a ti y luego formula tu opinión” –Proverbio Árabe–.

En ocasiones, la mente cerrada de algunas personas a ciertos temas (o en todo caso frustrado) solo genera que resuelvas sus problemas  y empeorar los tuyos. Porque después de todo:


“Agarrando la cola al perro, terminas mechudo”

Hasta aquí el post, recuerda que si te ha gustado mi compañía por este lar, me permitas saber lo que pase por tus pensamientos, en palabras tuyas. No olvides compartir con tus amigos, y dejarle like.



¡Hasta el siguiente encuentro aventureros!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario